¿Cómo lavar una nevera?

¿Cómo lavar una nevera?

Se recomienda lavar a fondo tu nevera al menos una vez al mes para que sea mantenga completamente higiénica. Al ser el aparato que protege los alimentos, limpiarlo por dentro es muy importante, sobre todo, para evitar la aparición de malos olores, mohos, hongos y otras bacterias. 

Todo ello con productos muy sencillos y económicos que asegurarán una limpieza rápida para que la comida no se dañe en el proceso. Por eso aquí te contaremos con lujo de detalles como mantener el interior de tu nevera en perfecto estado.

 Así que continúa leyendo hasta el final y mantén tu nevera y alimentos protegidos.

Pasos para lavar correctamente una nevera

  • Desconexión del frigorífico 

 El primer paso para una correcta limpieza es desconectar el aparato de la red. Es una manera rápida, en la que podemos lavar nuestra nevera, mientras al mismo tiempo ahorramos un poco de energía. 

  • Sacar el frigorífico de alimentos 

Cuando el frigorífico está apagado, el siguiente paso es vaciar el frigorífico de alimentos. Lo ideal es almacenarlos en bolsas aislantes o en un lugar fresco para que no se deterioren durante todo el proceso. 

Antes de comenzar a limpiar, debemos asegurarnos de que no haya capas de hielo, si los hay, conviene esperar a que se descongelen. 

  • Desmontaje de las piezas extraíbles 

 Las hueveras, cajones, bandejas y demás piezas extraíbles se pueden lavar al aire libre, con jabón o en el lavavajillas. 

  • Limpiar con agua y jabón 

 Mientras las partes extraíbles se secan, podemos empezar a limpiar con un paño húmedo y un jabón suave. Este primer paso es solo para eliminar la suciedad de la superficie, como manchas o incrustaciones. 

  • Desinfectar con vinagre 

Existen miles de soluciones que son útiles para limpiar nuestra nevera y eliminar las bacterias. Pero el que más se suele utilizar es vinagre porque gracias a su acidez es un desinfectante natural que no deja residuos sintéticos. 

Si lo prefiere, también existen productos específicos para descontaminar el dispositivo. 

  • Dejar secar el frigorífico 

Es importante limpiar las manijas de apertura del frigorífico, ya que en ellas se concentra la mayor contaminación Una vez limpias dejaremos la puerta del frigorífico abierta para que desaparezca la humedad, si queremos acelerar el proceso podemos pasarle un papel seco. 

  • La puerta exterior también es importante 

Aunque no lo parezca, el exterior del frigorífico es una de las partes que debemos limpiar con más frecuencia, especialmente las asas de apertura, donde se concentra más contaminación. Aquí puede utilizar productos de limpieza estándar, siempre que sean materiales no oxidables.